Los bancos estadounidenses Citigroup y Wells Fargo anunciaron que tomaron precauciones para prevenir las consecuencias financieras de la caída del petróleo.

Citigroup reservó 250 millones de dólares para cubrir el incumplimiento de pagos de empresas petroleras.

Las pérdidas podrían duplicarse si el petróleo cae por debajo de los 25 dólares y se mantiene en esos valores durante un año, advirtió John Gerspach, director financiero de Citigroup.

Wells Fargo, el mayor proveedor de préstamos en Estados Unidos, perdió 90 millones de dólares en operaciones vinculadas con el sector de la energía.

El banco tiene 114,000 millones de dólares en préstamos a más de 90 días, contra 47,000 millones de un año atrás.

Se precisa tiempo para evaluar todas las pérdidas (...) Esperamos pérdidas más importantes, dados los precios del petróleo , dijo el director financiero de Wells Fargo, John Shrewsberry.

Las acciones de Citigroup y Wells Fargo cayeron el viernes en Wall Street.

No alcanza

Para protegerse de un continuo deterioro en el sector energético , Wells Fargo aumentó sus reservas, dijo Mike Loughlin, encargado de riesgos del banco.

Wells Fargo ya reservó 214 millones de dólares y Citigroup, 250 millones para cubrir eventuales ceses de pago en el sector de energía.

La decisión sobre las reservas del 2016 dependerá del nivel de precios del petróleo , estimó Gerspach.

Los anuncios de ambos bancos relegaron las utilidades que reportaron en el 2015. Wells Fargo anunció 23,000 millones de dólares de beneficios y Citigroup, 17,240 millones.

Esto no es suficiente. Se tiene la impresión de que los bancos no dicen todo , comentó Gregory Volokhine, gerente de carteras de la firma Meeschaert.

El jueves la presidenta del JPMorgan Chase, Marianne Lake, dijo que su banco podría aumentar hasta 750 millones de dólares sus reservas, si el precio del crudo permanece en los 30 dólares durante un largo plazo .

El desplome incesante del crudo hace temer a la comunidad financiera que las compañías de explotación y producción petrolera y gasífera no puedan reembolsar sus créditos.

A fines de octubre Citigroup dijo tener una exposición de casi 60,000 millones de dólares en el sector energético, dos tercios de los cuales corresponden a empresas consideradas solventes por las agencias calificadoras.

Wells Fargo, en tanto, dice tener 17,000 millones de dólares en préstamos al sector de la energía.

Desde el 2014, el petróleo está en caída libre, debido a una oferta que supera largamente la demanda mundial. Este viernes quedó por debajo de 30 dólares al cotizar a 29.42 en Nueva York, lo que no ocurría desde noviembre del 2003.

Con este nivel de precios, casi 20% de las compañías de explotación y exploración están expuestas a quebrar, estimó Gregory Volokhine.

El petróleo barato es ciertamente malo para las instituciones bancarias, pero no representa un riesgo como lo fueron los préstamos hipotecarios subprime, que desataron la crisis financiera en el 2008.