Los precios del crudo tocaron el viernes niveles máximos de tres meses, ya que los inversores recibieron con agrado los progresos para resolver la disputa comercial entre Estados Unidos y China y el claro resultado de la elección general en Reino Unido.

Estados Unidos y China enfriaron el viernes su guerra comercial, anunciando un acuerdo de “fase uno” que reduce algunos aranceles impuestos por Washington a cambio de un aumento de Pekín en las compras de productos agrícolas y de otros bienes estadounidenses.

Los futuros del Brent, el referencial petrolero a nivel mundial, ganaron 1.02 dólares, o un 1.6%, a 65.22 dólares por barril, mientras que el crudo West Texas Intermediate (WTI) subió 89 centavos, o un 1.5%, a 60.07 dólares.

Ambos contratos cerraron en su mayor nivel desde el 16 de septiembre y ganaron más de un 1% durante la semana.

La mezcla mexicana de exportación ganó 94 centavos o 1.74% a 54.94 dólares el barril.

El optimismo de los inversionistas se contagió a las bolsas asiáticas, que tocaron máximos de varios meses después de que Wall Street se disparó hasta récords históricos en la víspera.

La gasolina estadounidense subió 2.14% y se vendió en promedio en 1.6632 dólares el galón.

“Parece que Donald Trump consiguió su acuerdo comercial justo a tiempo para Navidad”, dijo Phil Flynn, analista de Price Futures Group .

Mientras, el primer ministro británico, Boris Johnson, pidió terminar con las divisiones en Reino Unido por el Brexit, diciendo que la victoria electoral le proporcionó un mandato abrumador para sacar al Reino Unido de la Unión Europea el 31 de enero.