LONDRES - El crudo Brent subía arriba de 111 dólares este jueves pues mejoraba el apetito por el riesgo financiero ante las esperanzas de que la crisis de la deuda de la zona euro de a poco empiece a resolverse, y también por las señales de un crecimiento económico más firme.

Los futuros del petróleo Brent para marzo llegaron a subir en un momento de este jueves hasta 1.09 dólares, a 111.75 dólares por barril, y luego, a las 1400 GMT, se negociaban en torno a 111.15 dólares.

Los futuros del petróleo estadounidense para febrero ascendían 70 centavos a 101.29 dólares por barril.

Las acciones europeas aumentaban por cuarta sesión seguida para ubicarse cerca de máximos en cinco meses y medio, ante indicios de que Grecia alcanzaría un acuerdo con sus acreedores privados en un crucial canje de bonos.

Las acciones estadounidenses también avanzaban después de que Bank of America y Morgan Stanley reportaron sus resultados.

Las bolsas mundiales han tenido un buen desempeño desde el inicio del año, impulsadas por buenos números económicos en Estados Unidos y por los aumentos de la liquidez de los bancos centrales.

La noticia de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) busca duplicar con creces su capacidad de crédito, recaudando nuevos recursos por 600,000 millones de dólares, también era vista como positiva. Los analistas decían que la medida ayudaría al FMI a abordar la crisis de la zona euro.

Eugen Weinberg, analista de materias primas de Commerzbank en Fráncfort, dijo : "cae la aversión al riesgo, el crecimiento económico parece recuperarse en Estados Unidos y la actividad china no está tan mal como se temía".

"Contra las expectativas, la liquidez mejora en casi todos los mercados", agregó.

Un sondeo de Reuters entre más de 250 economistas en Asia sugirió este jueves que el crecimiento económico asiático se modera en muchas economías clave como China e India, pero no se prevé algún declive brusco.

"Los datos todavía sugieren que estamos perdiendo impulso, pero no es un deterioro rápido que requiera acción inmediata", dijo Claudio Piron, un estratega para Asia de Bank of America-Merrill Lynch.

Eso implica que la demanda energética en las economías emergentes grandes seguirá en alza, absorbiendo el suministro de Oriente Medio y otras partes y manteniendo al mercado del crudo relativamente ajustado en momentos de preocupación por la tensión entre Irán y Occidente.

ros