El petróleo Brent subía ligeramente este martes, impulsado por la debilidad del dólar y el conflicto en Oriente Medio, pero las ganancias eran limitadas debido a las previsiones de que la OPEP podría incrementar su meta de producción esta semana.

El crudo Brent avanzaba 1.20 dólares, a 115.68 dólares por barril en una volátil jornada.

Los futuros de crudo estadounidense para julio bajaban 94 centavos, a 98.07 dólares por barril.

Los inversionistas centran la mirada en la reunión que mantiene esta semana la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), donde los productores de crudo debaten si deben o no aumentar sus cuotas formales de bombeo.

"La percepción sigue nublada antes del encuentro de la OPEP. El único efecto de momento es el dólar débil, que sigue su tendencia desde la semana pasada después de unos datos flojos de Estados Unidos", dijo Carsten Fritsch, analista de Commerzbank.

El índice del dólar cayó alrededor de 0.45% debido a comentarios pesimistas de un funcionario chino que opacaron aún más el panorama del billete verde.

Arabia Saudita y sus aliados del Golfo Pérsico podrían tener dificultades para lograr que el grupo disponga algo más que un incremento cosmético del suministro de petróleo.

Arabia Saudita, el principal exportador, y otros productores del Golfo como Kuwait y Emiratos Arabes Unidos (EAU) favorecen un aumento de la producción por los temores de que los altos precios estén limitando la expansión económica.

Arabia Saudita planea elevar su producción de petróleo fuertemente en junio, cualquiera sea la decisión de política de bombeo que adopte la OPEP esta semana, en un esfuerzo por contener la escalada del precio del crudo.

Pero los delegados reunidos en Viena para el encuentro de la OPEP el miércoles dijeron que sería difícil llegar a un acuerdo que vaya más allá de simplemente cerrar la brecha entre la meta de bombeo desactualizada de la OPEP y el suministro real