El petróleo subía este martes ya que un acuerdo en Francia para refinanciar las tenencias de deuda griega apuntalaba al euro y respaldaba el apetito por activos de riesgo como las materias primas.

El presidente Nicolas Sarkozy dijo que los bancos franceses alcanzaron un principio de acuerdo con las autoridades para una refinanciación voluntaria de bonos griegos que vencerán.

Esto calmó algo del nerviosismo de los inversionistas, que igualmente esperaban con ansiedad el resultado de una votación en Grecia para aprobar impopulares medidas de austeridad fiscal, que han alentado violentas manifestaciones en las calles de Atenas.

El petróleo Brent para agosto subía 2.66 dólares, a 108.65 dólares por barril, tras alcanzar máximos de 109.05 dólares.

El crudo estadounidense sumaba 0.93 dólares, a 91.54 dólares por barril.

"Pese a la violencia en Grecia, existe la esperanza de que el plan de austeridad será aprobado", dijo Phil Flynn, analista de PFGBest Research.

En tanto, Harry Tchilingurian de BNP Paribas agregó que un nuevo plan para Grecia impulsaría al euro contra el dólar, en un movimiento que también apuntalaría al petróleo en dólares.

El euro subía este martes a un nuevo máximo de jornada contra el dólar, después de que el Gobierno de Portugal dijera que planeaba cumplir los términos de su rescate internacional y recuperar la confianza de los mercados.

Sin embargo, la preocupación por el impacto de la liberación de 60 millones de barriles de petróleo de la Agencia Internacional de Energía y los temores subyacentes por el panorama de la zona euro, mantenían al petróleo con rumbo a su peor mes en un año.

El crudo Brent ha perdido casi 8% en lo que va de junio, su mayor descenso desde junio del 2010, y analistas refieren que indicadores técnicos apuntaban a una mayor debilidad.

Los países consumidores de petróleo se arriesgan a un largo conflicto con la OPEP al desafiar al grupo de exportadores de crudo con un aumento de la oferta como respuesta a los altos precios, una estrategia que podría fracasar, dijo el economista jefe de la petrolera BP.

El mercado también estará atento en la jornada a los datos semanales de inventarios petroleros de la industria en Estados Unidos.