El “factor sorpresa” se ha agotado para el bitcoin y otras criptomonedas en la comunidad de blockchain, el cual impulsó exponencialmente su valor en un primer momento, según Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum. “Si hablas ahora con una persona educada promedio, es probable que hayan oído hablar de blockchain al menos una vez. Ya no hay una oportunidad para otro crecimiento de 1,000 veces en este espacio”, dijo Buterin en la entrevista que dio a Bloomberg en el marco del Ethereum Industry Summit en Hong Kong.

Buterin, de 24 años, explicó que el crecimiento explosivo de los criptoactivos tras su irrupción en los mercados internacionales obedeció a una estrategia que buscaba fomentar la adopción de las monedas digitales. “Esa estrategia se está acercando a un callejón sin salida”, sentenció el programador ruso-canadiense.

De acuerdo a un estudio efectuado por la empresa de investigación de mercados Ipsos en varios países de Europa, además de Australia y Estados Unidos, publicado en junio, 66% de los encuestados ha oído hablar de las criptomonedas, resultados que coinciden con lo afirmado por Buterin.

Las declaraciones de Buterin llegan en medio de una tendencia bajista en el mercado de las criptomonedas que se ha extendido desde enero. El bitcoin alcanzó su cotización más alta el 6 de enero, cuando su valor fue de 17,527.30 dólares; al 11 de septiembre, el criptoactivo se ubica en los 6,262.24 dólares, lo que significa una pérdida de 64.27% con respecto a su cotización más alta del año.

El ether, creado por Buterin, presentó su valor más alto del año el 11 de enero, cuando se cotizó en 1,404.34 dólares; este martes, el valor registrado es de 182.37 dólares, lo que implica una pérdida de valor de 87.01% con respecto a su cotización más alta del año.

“El espacio blockchain está llegando al punto en que hay un techo a la vista”, apuntó Buterin en la entrevista, y los números no lo contradicen.

El próximo paso será lograr que las personas que ya están interesadas en las criptomonedas participen de una manera más profunda, dijo Buterin. "Pasar de personas interesadas a aplicaciones reales de la actividad económica real", señaló.

Pero hay pocas señales de que esto esté sucediendo. Según una investigación publicada en junio por Morgan Stanley, sólo cuatro de los 500 principales comerciantes de comercio electrónico de Estados Unidos aceptaron criptomonedas en el primer trimestre de 2018, en comparación con tres a principios de 2017.

El otro problema al que se enfrentan las criptomonedas para su uso corriente, y particularmente bitcoin, es la alta concentración de los activos en pocas manos. El 97% de todos los bitcoins son retenidos por el 4% de todas las direcciones de bitcoin, según el banco Credit Suisse. El banco señaló en un análisis publicado el pasado noviembre que la concentración de riqueza apunta al uso del bitcoin como una reserva de valor, similar al oro. “Proporciones significativas de bitcoin y otras criptomonedas aparentemente se mantienen como activos preciosos, lo que restringe severamente el flujo y la disponibilidad de las monedas digitales”, se lee en el análisis realizado por el banco.

No obstante, para Jehan Chu, socio gerente de Kenetic Capital, podría haber oportunidades para un mayor crecimiento en 2019 a medida que los tokens de criptomonedas continúen avanzando. “Hay reservas profundas de valor a la espera del gatillo correcto”, dijo en un mensaje de texto, según lo publicado por Bloomberg.

La semana pasada, Ether y Bitcoin se desplomaron después de que circulara una publicación atribuida a Goldman Sachs que informaba sobre los planes de la firma de postergar su proyecto para comercializar con criptomonedas. El gerente de finanzas de Goldman, Martin Chávez, dijo que el informe eran "noticias falsas", y que el banco nunca tuvo un cronograma para su proyecto.

Nacido en 2009 tras la crisis financiera, Bitcoin tiene sus raíces en una búsqueda libertaria de un medio de intercambio sin ataduras del sistema bancario central, para eliminar las mediaciones entre las partes. Los proponentes, entre ellos expertos en informática y activistas políticos, anunciaron la llegada de un sistema monetario alternativo que podría reemplazar a la moneda fiduciaria.

Ethereum, proyecto iniciado mediante una preventa de ether en agosto de 2014, surgió para aprovechar las posibilidades del blockchain planteado en el whitepaper de bitcoin. Así, Ethereum es además una plataforma descentralizada que ejecuta contratos inteligentes: aplicaciones que se ejecutan exactamente como se programaron sin posibilidad de tiempo de inactividad, censura, fraude o interferencia de terceros.

La semana pasada, Ether y Bitcoin se desplomaron después de un informe dijera que Goldman Sachs decidió postergar su proyecto para comercializar con criptomonedas. Sobre el tema, Buterin declaró: “Honestamente, hay una parte de mí que sería más feliz si el intercambio institucional de criptomonedas no sucediera en absoluto durante otros cinco años”. Y añadió: “Al final, si esto es todo lo que la criptomoneda es, millonarios comprando y vendiendo entre ellos, entonces, ¿qué hemos logrado realmente?”.