Credit Suisse reportó este miércoles sus mejores resultados trimestrales desde que el presidente ejecutivo Tidjane Thiam lanzó su plan de reestructuración para el segundo banco más grande de Suiza en 2016, impulsado por su negocio de gestión de riqueza.

Después de pérdidas de 6,600 millones de francos suizos (6,700 millones de dólares) en 2015 y 2016 y una gran amortización tributaria que anuló las ganancias el año pasado, Credit Suisse anotó una ganancia neta de 694 millones de francos en el primer trimestre, superando las previsiones.

Los resultados mostraron que el banco se está beneficiando del plan a tres años de Thiam de enfocarse en la gestión de la riqueza más que en la banca de inversión y en resolver casos legales.

Los influjos netos de dinero nuevo, un indicador observado de cerca sobre ganancias futuras en la gestión de la riqueza, sumaron 14,400 millones de francos en sus tres negocios de gestión de la riqueza, el nivel más alto en siete años.

"Con estos resultados del primer trimestre, tuvimos un buen comienzo en nuestro tercer año y final de reestructuración, y miramos al futuro con confianza en nuestro nuevo modelo de negocios y en nuestras capacidades de ejecución", comentó Thiam en un comunicado.

Las acciones del banco subían un 3.64%, a 16,790 francos, debido a que los mercados recibieron bien los resultados. No obstante, los papeles aún operan bastante por debajo del nivel que tenían cuando Thiam se hizo cargo de la compañía, pero se han recuperado en forma sostenida de un mínimo de 9.4 francos de mediados de 2016.

Los ingresos de Credit Suisse cayeron un 8% en su división de banca de inversión y mercados de capital, pero afirmó que tuvo una serie de negocios potenciales que "siguen dependiendo de condiciones de mercado constructivas".

La ganancia en su unidad de transacciones en mercados globales, que ha sido en foco de los recortes de Thiam y la fuente de miles de millones de dólares en pérdidas en años recientes, subió a 295 millones de francos.

erp