Credit Suisse ve “prematuro” incrementar el riesgo de las carteras y recomienda esperar de dos a cuatro semanas las “señales positivas” en la lucha frente al coronavirus, para aumentar la renta variable.

“Por ahora recomendamos mirar y esperar”, aseveran los expertos de la firma suiza en un reciente informe, en el que consideran que aún son “altamente inciertos” los valores fundamentales de las empresas por esta crisis.

Credit Suisse sostiene que es “demasiado pronto” para reingresar a los activos de riesgo de manera significativa porque no se puede excluir una venta masiva dada la evolución del virus y sus consecuencias económicas.

En esa línea, señala que las valoraciones de los activos de riesgo se han vuelto más atractivos, pero dado a la dificultad de estimar las ganancias futuras, no está claro que éstas sean baratas en términos absolutos.

La entidad ha señalado que únicamente los inversores con posiciones de liquidez muy altas, una asignación de capital en renta variable muy por debajo de su objetivo estratégico y que puedan tolerar la elevada volatilidad, deben añadir riesgo a sus carteras.

“Todavía hay signos de que el estrés aún no ha terminado”, ha sostenido la firma, que ha recordado que los niveles del indicador del pánico VIX muestran “un claro signo de estrés”.

El grupo suizo ha valorado que los mercados puedan estabilizarse tras las inyecciones de liquidez anunciadas por la Reserva Federal y el Banco Central Europeo, que se complementen con medidas fiscales.