Más estadounidenses buscaron prestaciones por desempleo la semana pasada -la segunda alza en tres semanas-, una señal de que la recuperación del mercado laboral es lenta y desigual.

El Departamento del Trabajo dijo el jueves que las solicitudes de prestaciones por desempleo aumentaron en 25,000 a un total desestacionalizado de 429,000 para la semana que finalizó el 23 de abril. Fue la cifra más alta desde fines de enero.

El promedio de solicitudes durante cuatro semanas, una lectura menos volátil, subió a 408,500, tercera alza consecutiva y la primera vez que supera las 400,000 solicitudes en dos meses.

Cuando la cifra de solicitudes de subsidio por desempleo se acerca a 375,000, se interpreta como señal de que hay una creación sostenida de empleos. Las solicitudes alcanzaron un punto máximo de 659,000 durante la recesión más reciente.

Algunos economistas habían pronosticado que las paradas registradas en las fábricas de automóviles derivadas de las interrupciones en los suministros provenientes de Japón podrían hacer que aumentara la cifra de prestaciones por desempleo, pero un analista del Departamento de Trabajo dijo que sólo un estado reportó despidos relacionados con la industria automotriz y que ese aumento fue moderado.

RDS