Las existencias de crudo en Estados Unidos subieron, mientras que las de gasolina y destilados cayeron inesperadamente la semana pasada, mostró este martes un reporte del Instituto Americano del Petróleo (API por su sigla en inglés), un grupo sectorial.

Los inventarios de crudo crecieron 2.7 millones de barriles la semana del 13 de mayo, mostró el reporte, frente a un alza de 1 millón de barriles que esperaba el mercado en un sondeo de Reuters a analistas.

Las importaciones de crudo declinaron en 1.2 millones de barriles por día, a 8.24 millones de barriles por día (bpd) en la semana.

Las existencias de gasolina cayeron en 676,000 barriles. Los analistas aguardaban un incremento de 800,000 barriles.

Las reservas de destilados bajaron en 2.8 millones de barriles, comparado con expectativas de analistas de un incremento de 700,000 barriles.

La utilización de refinerías cayeron 0.5 puntos porcentuales, a 81.7% de la capacidad, desde 82.2% en la semana previa.

La cifra se compara con expectativas de analistas de un alza de 0.2 puntos porcentuales en la tasa de utilización.

Los inventarios en la región de Cushing, Oklahoma, cayeron en 1.5 millones de barriles, dijo el API.

Cushing es el punto de entrega de los contratos de la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Tras conocerse los datos, los futuros de crudo en Estados Unidos subieron 11 centavos, a 97.48 dólares por barril tras el cierre del mercado.