Los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron más de 6 millones de barriles la semana pasada por un alza en las importaciones, mientras que los de gasolina cayeron por décima semana consecutiva, informó el miércoles la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés).

Las existencias de crudo aumentaron 6.16 millones de barriles en la semana del 22 de abril, a 363.13 millones, frente a previsiones de analistas de un aumento de 800,000 barriles.

Este incremento se produjo por un alza de 1.21 millones de barriles por día en las importaciones, a 9.23 millones de bpd.

Los datos impulsaron a los futuros del crudo estadounidense para junio, que subieron hacia 113 dólares tras caer a 110.71 dólares.

En tanto, las existencias de productos de crudo cayeron ampliamente. Los inventarios de gasolina disminuyeron 2.51 millones de barriles a 205.59 millones, su menor nivel desde agosto del 2009 y los más bajos para abril desde el 2007.

Analistas habían previsto una baja de 1.1 millones de barriles para los inventarios de gasolina.

Los inventarios de destilados cayeron 1.81 millones de barriles a 146.53 millones de barriles. Expertos habían previsto un alza de 100,000 barriles en promedio.

La tasa de utilización subió 0.2 puntos porcentuales a 82.7% de capacidad, por debajo del alza de 0.8 puntos porcentuales que se esperaba.

Las existencias en Cushing, punto de entrega de los futuros de crudo estadounidense, cayeron 738,000 barriles, a 40.39 millones barriles.

El grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API) reportó el martes que los inventarios de crudo subieron 4.9 millones de barriles la semana pasada, mientras que los de gasolina bajaron 2.1 millones y los de destilados subieron 1.5 millones.