La confianza del consumidor mexicano subió ligeramente en mayo, ayudada por una mejor predisposición de la población para comprar bienes durables y por expectativas de una recuperación de la situación económica del país, mostraron este viernes cifras oficiales.

El índice de confianza del consumidor se ubicó en mayo en 89.9 puntos frente a 89.2 puntos en abril, de acuerdo con cifras ajustadas por estacionalidad del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI).

Analistas consultados previamente por Reuters estimaban que el índice subiría a 89.8 puntos en mayo en cifras ajustadas por estacionalidad.

De los cinco subíndices que componen el indicador, el que más subió fue el que capta las expectativas de comprar bienes durables, como muebles, televisores, lavadoras y otros aparatos electrodomésticos, que subió 5.87 por ciento.

En tanto, el que mide las expectativas de que la situación económica mejorará en los próximos 12 meses subió 0.18 por ciento.

Por su parte, el índice de confianza no ajustado por estacionalidad se ubicó en 89.3 puntos en mayo, mayor a 84.6 puntos del mismo mes del año pasado.

La economía de México esta creciendo por segundo año consecutivo luego del dramático desplome de 6.1% sufrido en el 2009.

El Gobierno proyecta una expansión económica de 4.3% para este año, desde 5.5% del año pasado, pero la actividad productiva y el consumo aún enfrentan secuelas de la severa recesión que sufrió el país.