Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subieron, empujando el rendimiento de las notas a dos años a un mínimo histórico, tras una baja en las acciones globales por los temores sobre la deuda de la zona euro y el potencial de una recaída en la recesión.

El precio de los bonos a 30 años subió un punto, mientras que el rendimiento del papel de referencia a 10 años cayó por debajo de 3.0%, por primera vez en 14 meses.

Al mismo tiempo, la tasa Libor a tres meses trepó a un máximo de ocho meses.

El avance en los precios de los bonos redujo el diferencial entre el rendimiento de los papeles a dos y 10 años a 235 puntos base, su menor margen desde octubre del 2009.

Los precios de los bonos están a la alza y la curva está más plana, debido a la caída de los mercados bursátiles por los temores a las medidas de austeridad a lo largo del mundo desarrollado , dijo William O’Donnell, jefe de Estrategia de bonos de RBS Securities en Stamford, Connecticut.

Las notas de referencia a 10 años otorgaron un rendimiento de 2.96%, su menor nivel desde el abril del 2009.

El bono a dos años rindió 0.61%, por debajo de 0.63% del día anterior. El rendimiento de este bono cayó hasta 0.59% en el inicio de la sesión, su menor nivel histórico.

Los precios de los bonos del Tesoro ampliaron sus ganancias ayer por la mañana tras conocerse que la confianza del consumidor estadounidense cayó más de lo esperado en junio, desatando temores sobre el futuro del gasto del consumidor.

El bono a 30 años también tocó un hito. Sus rendimientos cayeron a 3.95%, su menor nivel desde octubre del 2009. Finalmente, terminó con una renta de 3.93 frente a 4.01% del lunes.