A raíz de la pandemia de la Covid-19 y la incertidumbre económica prolongada, los inversionistas a nivel mundial opinan que ha surgido un entorno de mayor riesgo, pero también de mayor oportunidad, según una encuesta de UBS, la firma suiza de servicios financieros.

El sondeo a más de 3,750 inversionistas de 15 países, entre ellos México, Estados Unidos, Francia, Alemania, Suiza y China Continental, mostró que el 81% expresó su preocupación por otra caída en el mercado antes de que la pandemia termine, pero al mismo tiempo, el 79% opinó que hay oportunidades en el entorno actual.

Lo anterior se evidencia porque han buscado más asesoría para gestionar los riesgos y oportunidades de un entorno post-Covid. Por ejemplo, un 83% quiere más orientación de lo habitual con un asesor profesional, mientras que los “más ansiosos” por recibir este tipo de guía fueron los inversionistas de América Latina y Asia.

La encuesta mostró que 71% de los inversionistas se vieron afectados por la contracción económica y la volatilidad del mercado causadas por la Covid-19, mientras que una cuarta parte solo sufrió un impacto significativo. Los millennials en particular se vieron afectados financieramente.

Incluso ante la incertidumbre sobre cuánto tiempo tardará la economía en recuperarse, los inversionistas ahora tienen ciertas preocupaciones financieras, puesto que el 56% teme no tener la suficiente liquidez para encarar otra pandemia. Ante las dificultades y presiones que ha causado la pandemia en el mundo de las inversiones, 8 de cada 10 inversionistas cree que el temor por los riesgos se mantenga en el futuro previsible, particularmente en América Latina y en Estados Unidos.

Incluso el 75% de los encuestados considera que la vida no volverá a ser la misma, y para adaptarse a la nueva normalidad, los inversionistas ya están planeando ajustar su estilo de vida, un 88% dijo que mantenerse saludable es su máxima prioridad, mientras que 8 de cada 10 quiere pasar más tiempo con la familia y protegerse a ellos y a sus seres queridos de cualquier daño.

“La pandemia y sus secuelas inspiraron a los inversores a centrarse en las cosas que realmente les importan: pasar más tiempo con la familia, proteger a los seres queridos y salvaguardar su salud. Es más, muchos inversores esperan cambiar formas fundamentales de vida: viajar menos, trabajar de forma remota, mudarse a nuevas ubicaciones”, reveló la encuesta de UBS.

En el caso de México, en donde se entrevistó a 200 inversionistas, de los cuales un 33% dijo que el Covid-19 le afectó significativamente, pero un 42% dijo que sufrió algún tipo de impacto. Y un 83% de los inversionistas mexicanos respondió que siente preocupación por no tener la suficiente liquidez sí brotara otra pandemia.

[email protected]