El mercado de bonos verdes sufrió una fuerte caída en el primer semestre del año atribuida a la incertidumbre que causó la pandemia del Covid-19 a nivel global.

Entre enero y junio de este año se registraron emisiones por un monto de 85,400 millones de dólares, esto significa un 50.81% menor a los 172,200 millones de dólares recaudados durante el primer semestre del 2019.

“El impacto de la pandemia es claro en las cifras comparativas”, señala información del Climate Bonds Initiative (CBI), una organización sin fines de lucro que promueve financiamiento verde a nivel global.

Los mejores meses por la cantidad de recursos levantados por distintos emisores alrededor del mundo este año han sido enero, febrero y abril, con montos de alrededor de 17,000 millones de dólares.

El mes pasado el monto financiado en bonos verdes  alcanzó los 15,800 millones de dólares, esto refleja una disminución del 34% interanual desde junio del 2019.

Sin embargo, en el tercer mes de este año este mercado de inversiones verdes sufrió el contagio de la pandemia y el monto emitido apenas llegó a 4,300 millones de dólares.

“La crisis del mercado financiero que comenzó en marzo también ha afectado a la emisión de bonos verdes, pero los emisores han comenzado a regresar y las nuevas iniciativas verdes en la agenda de los países y una creciente conciencia ambiental entre la sociedad, le darán un fuerte impulso en los próximos años”, opina Rikkert Scholten, administrador de portafolio en Robeco, un administrador de activos global de origen holandés.

Poco apetito emergente

En junio de este año, los emisores de deuda verde por parte de países emergentes representaron el 8% de lo emitido, entre los que se encuentra la oferta del Banco Nacional de Abu Dhabi, en Emiratos Árabes Unidos y la firma de Electricidad de Taiwán.

El volumen de colocaciones de bonos verdes de los países con economías desarrolladas representó el 83% de la cifra total. Estados Unidos, los Países Bajos y Noruega lideran la clasificación de países.

La mayor colocación de Estados Unidos de deuda verde este año fue realizada por la empresa del sector energético  Calpine Corporation, la cual obtuvo un préstamo verde por la cantidad de 900 millones de dólares para financiar proyectos de energía geotérmica.

Por otro lado, la emisión soberana se recuperó nuevamente en junio debido a que los Países Bajos (con la Agencia del Tesoro del Estado Holandés) regresaron con otro préstamo de Bonos Climáticos Certificados por la cantidad de 1,600 millones de dólares, así como la República de Indonesia con 750 millones de dólares.

Las empresas financieras mantuvieron un volumen de emisión constante durante el último trimestre, y el volumen de junio contribuyó con un total de 3,900 millones de dólares, la cifra mensual más alta en 2020 hasta el momento.

Rikkert Scholten considera que a pesar de un comienzo del año difícil en este mercado debido a Covid-19, este 2020 podría ser otro año récord para la emisión de bonos verdes.

Visión ESG

BlackRock y Citibanamex crean fondo sustentable

BlackRock México y Citibanamex lanzaron al mercado este lunes un fondo de inversión sustentable.

El fondo BLKGLO3 se llama Estrategia Global ESG Balanceada en Moneda Extranjera y tiene exposición a mercados globales y a monedas extranjeras. Cuenta con una metodología ESG en sus subyacentes respaldada por la firma internacional MSCI.

De acuerdo con Samantha Ricciardi,directora general de Black Rock México, los clientes piden cada vez más realizar sus inversiones en empresas sustentables. Ante ello, la administradora también ha puesto este tema en el centro de su estrategia.

En videoconferencia, explicó que con esto, BlackRock trae algo que se ha propuesto desde hace un par de años, que es hacer de la sustentabilidad el nuevo estándar de inversión y ponerlo en el centro de sus inversiones.

Detalló que a julio, más del 70% de los 5,600 portafolios que BlackRock administra a nivel global, tienen ya integrados componentes de ESG, y que el propósito es que a finales de este año, esto ya se integre a la totalidad de los portafolios.

A decir de Ricciardi, un beneficio de las inversiones sustentables, es que generan mejores rendimientos. A nivel global, al cierre del primer trimestre del 2020, casi 41,000 millones de dólares habían entrado a inversiones sustentables, un 41% más que en el 2019. “Esperamos mayor rentabilidad y mayor demanda”.

Rodrigo Córdova, director de Banca Patrimonial y Privada de Citibanamex, agregó que este fondo es la nueva propuesta de valor para los más de 45,000 clientes que hoy confían su patrimonio en este banco. (Con información de Edgar Juárez)

[email protected]