No creemos que lo que está proponiendo el presidente Donald Trump (en materia de cambio climático) sea una tendencia a largo plazo y, por lo tanto, no lo vamos a seguir , aseguró contundente Alan Gordon, el Tesorero Adjunto de Legislación y Financiamiento de Infraestructura de la Oficina del Tesorero del Estado de California, John Chiang.

Garantizó que las políticas transfronterizas entre el gobierno y las empresas de México con el estado de California, seguirán a pesar de las propuestas del presidente estadounidense, Donald Trump, de cancelar todo esfuerzo de combate al cambio climático.

Mayores oportunidades

Incluso, dijo que bajo la era Trump aumentan las oportunidades para fortalecer el mercado de bonos verdes, ya que éste ayuda a atraer mayor capital para financiar proyectos sustentables y a bursatilizar activos verdes.

Nosotros como el estado de California estamos buscando oportunidades con otros países para llevar a cabo proyectos etiquetados como verdes porque éstos no van a venir del lado del gobierno federal de Estados Unidos , añadió.

Ayer la agencia de noticias AFP publicó que en la guía sobre el proyecto de presupuesto que presentará la Casa Blanca al Congreso estadounidense se propone recortar 2,600 millones de dólares o 31% el presupuesto destinado a la Agencia de Protección Ambiental (EPA), con ello se estaría cancelando el Plan de Energía Limpia, entre otras iniciativas que favorecen la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

En una reunión con medios celebrada en el marco de la Cumbre Bonos Verdes MX 2017, Gordon explicó que California tiene altos estándares en temas de cuidado del ambiente, contaminación de aire y del uso de combustibles limpios.

Además, es uno de los tres emisores más grandes de bonos relacionados al cambio climático en Estados Unidos, con 600 millones de dólares en circulación en emisiones verdes.

California es un mercado de 40 millones de habitantes y es el estado más poblado de la Unión Americana.

Incluso si se compara con las economías del mundo, representaría la sexta más grande.

En el 2015, el Producto Interno Bruto (PIB) de la entidad estadounidense llegó a los 2.5 billones de dólares.

judith.santiago@eleconomista.mx