Arca Continental (AC) tendrá que enfrentar a la justicia peruana, luego de que accionistas minoritarios de la empresa Lindley presentaron una denuncia contra la compañía mexicana, a quien acusaron de intentar esquilmar a los inversionistas.

El argumento es que después de concretar la compra de la mayoría de Lindley, AC pretende pagar 230% menos a los tenedores minoritarios respecto de lo que pactaron con los de control, lo que afectaría a 2,400 inversionistas que representan 11% del patrimonio de la compañía.

Nos quiere pagar 65 millones de dólares, cuando el valor justo sería de 210 millones de dólares , dijo Carlos Rojas, accionista minoritario de Lindley y presidente de Andino Asset Management.

Detalló que AC pagó a la familia Lindley 910 millones de dólares por 308 millones 847,336 títulos de la compañía, lo que implica un precio de 2.946 dólares por acción, en tanto que para los minoritarios la oferta es de 0.89 dólares.

Advirtió que ya se inició un procedimiento en la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) de Lima por violación a las normas de transparencia, así como por potenciales irregularidades respecto del uso y divulgación de información privilegiada.

El lunes 4 de enero, tras el cierre del mercado, AC anunció la adquisición de poco más de 30 millones de acciones comunes con derecho a voto y 1.28 millones de títulos de inversión sin derecho a voto a la familia Arredondo Lindley.

Al concluir la transacción, la embotelladora regiomontana tendría 53.8% de los valores en circulación de Lindley; Coca-Cola Company, 35.9%, y el otro 10.5% correspondería a títulos en circulación (1.7% de las acciones comunes y 81.6% de las acciones de inversión).

Carlos Rojas adelantó que los tenedores minoritarios presentaron una queja ante las autoridades peruanas en contra de Arca Continental.

El empresario advirtió que si bien no hay un acuerdo que obligue a la compañía mexicana a pagar más a los tenedores de inversión es un asunto de equidad y justicia .

Mencionó que además del trato injusto, hay ocultamiento de información y de operaciones relacionadas, lo que ya investiga la autoridad .

Afirmó que una empresa tan importante como AC no puede llegar a Perú a esquilmar, sólo porque la regulación no es clara respecto de ese tema. Las leyes de Perú no obligan a Arca a hacer una oferta de compra para esa serie de acciones .

En este momento, más de 80% de los tenedores minoritarios de acciones de inversión aún no venden su participación, por lo que afirmó que buscarán que se ofrezca un precio justo o de lo contrario, se quedarán con los títulos.

Incluso, dijo que enviaron una carta al consejo de administración de AC, de la que aún no reciben respuesta y en breve, la mandarán a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Un análisis de Accival reconoció que las quejas formales que presentaron los accionistas minoritarios de Lindley podrían encarecer un eventual deslistado.

Arca Continental opera los territorios franquiciados de Coca-Cola Company en el norte de México, Ecuador y el norte de Argentina. Produce, distribuye y vende bebidas no alcohólicas bajo la marca Coca-Cola, además de algunas propias, como TopoChico; comercializa otros alimentos como Bokados, Wise, Inalecsa, así como los lácteos Toni.

[email protected]