La confianza de los consumidores mexicanos sigue siendo mejor que la del año pasado; sin embargo, en febrero se observó un ligero retroceso en medio de una perspectiva menos favorable entorno de la situación económica futura.

El Índice de Confianza del Consumidor, que elaboran en conjunto el Instituto Nacional de Estadística y Geografía y el Banco de México, se ubicó en febrero en 93.6 puntos, lo que significó un crecimiento de 1.5% con respecto a febrero del año pasado y una caída de 0.06% respecto de enero, según cifras desestacionalizadas.

El consenso estimaba que el índice caería ligeramente a 94.7 puntos desde 95.4 de enero. De acuerdo con Banamex, la caída habría sido producto de factores estacionales, según informó en una nota.

La caída en relación con el primer mes del año tuvo origen en el deterioro de la percepción de los consumidores sobre la situación económica del país.

Así, el renglón que mide la percepción económica de los hogares hacia el siguiente año cayó 0.86% y el que evalúa el estado actual de la economía nacional con respecto al año pasado retrocedió 1.6%, según divulgó el INEGI.

El mayor retroceso al interior del índice lo tuvo el rubro que mide las posibilidades de compra de bienes de consumo duradero como los aparatos electrodomésticos (televisiones, refrigeradores, lavadoras, entre otros) al caer 19.9% respecto de enero y ubicarse en 79.4 puntos, su lectura más baja en cuatro meses.

TIPO DE CAMBIO E INSEGURIDAD GENERAN PESIMISMO

De acuerdo con Banorte-Ixe, el pesimismo de los consumidores mexicanos deriva de la debilidad que ha mostrado la moneda nacional y los problemas de inseguridad en el país. No obstante, menciona una mejora en la confianza de los mexicanos hacia los siguientes meses.

Lo anterior, ante los favorables indicadores económicos recientemente divulgados en Estados Unidos que muestran que ha sido capaz de mantener un ritmo de crecimiento estable en el primer trimestre del año .

A ello se sumarían factores internos como el mayor dinamismo en el mercado laboral y el mayor gasto de gobierno.

En este sentido, los únicos dos rubros que registraron alzas dentro del índice fueron el que mide las expectativas de la economía nacional hacia el siguiente año, con un alza de 1.79%, y el que mide la situación actual de los hogares, con un alza de 1.33 por ciento.

[email protected]