En junio del 2018, el Índice de Confianza del Consumidor Primario de México (PCSI, por su sigla en inglés), medido por Thomson Reuters/Ipsos, se ubicó en 49.2 puntos, su segundo nivel más alto en el año y con un aumento de 3.8 puntos porcentuales respecto de mayo pasado, su tercera alza al hilo.

El resultado mensual del PCSI se debe al incremento de los cuatro subíndices que lo integran: el de confianza en el empleo, de expectativas económicas, de clima de inversión y de las condiciones financieras personales actuales.

El índice de sentimiento del consumidor primario de Thomson Reuters/Ipsos de México, en curso desde el 2010, es una encuesta nacional mensual sobre las actitudes del consumidor sobre el estado actual y futuro de las economías locales, las situaciones financieras personales, el ahorro y la confianza para realizar grandes inversiones.

De acuerdo con los resultados mensuales del PCSI, el indicador se ubicó en 49.2 puntos en junio de este año, su segundo mayor nivel desde enero pasado, con lo cual subió 3.8 puntos en relación con mayo y sumó tres meses al alza.

A su interior, en junio de este año el Subíndice de Confianza en el Empleo de PCSI (seguridad laboral actual, perspectivas de seguridad laboral y retrospectiva de la seguridad laboral) subió 4.2 puntos porcentuales en comparación con el mes previo, y se situó en 50.8 puntos.

El Subíndice de Expectativas Económicas PCSI (expectativas económicas percibidas que combinan las perspectivas económicas personales y de la comunidad) registró un aumento mensual de 1 punto porcentual, con lo cual se ubicó en 60.5 puntos.

El Subíndice Climático de Inversión PCSI (clima de inversión percibido) creció en junio 5.3 puntos porcentuales respecto al mes anterior, y se colocó en 47.8 puntos.

Mientras que el Subíndice de las Condiciones Financieras Personales Actuales de PCSI (percepción de las condiciones financieras personales actuales) se elevó 5.8 puntos porcentuales en comparación con el mes anterior, al situarse en 41.9 puntos.