Aunque el Fibra E fue instrumentado por el gobierno mexicano para atraer inversiones a las paraestatales Pemex y CFE, las empresas del sector construcción que operan en México, como Infraestructura Energética Nova (IEnova) y Fermaca Enterprises, podrían beneficiarse potencialmente de su lanzamiento.

Estas compañías, se espera,se beneficien de una mejor capacidad para generar nuevos flujos de inversión , anticipó la agencia calificadora Moody’s, en el documento Sector de la construcción se podría beneficiar de la Fibra E .

Otra empresa que resultaría ganadora con la puesta en marcha del Fibra E es Impulsora del Desarrollo y el Empleo en América Latina (IDEAL), ya que cuenta con un portafolio de activos estables que generan flujos.

La empresa del magnate Carlos Slim opera nueve concesiones de autopistas de peaje, dos plantas de tratamiento de agua, tres centros de transporte multimodal y administra dos centros penitenciarios en México

En tanto, la participación de Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y Abengoa México, empresas mexicanas líderes de la industria de la construcción, es incierta. Ambas enfrentan una difícil situación financiera y se encuentran en default desde el año pasado.

La calificadora no descarta que ambas compañías podrían encontrar en este vehículo fuentes alternativas para obtener flujo y cubrir compromisos de su deuda, al monetizar parte de sus activos.

En el caso de ICA, los activos susceptibles a monetizarse vía Fibra E incluyen 51% de su participación en ICA OVT, la autopista de peaje Río de los Remedios y cuatro autopistas en construcción, y están por arrancar operaciones en este año; además de 100% de su participación en los contratos de prestación de servicios de sus subsidiarias Sarre y Pápagos.

Abengoa, que actualmente trabaja en un plan de reestructuración con los tenedores de bonos y en caso de que acuerde separar su negocio en México con su matriz de España, Fibra E podría convertirse en una fuente de liquidez para la nueva empresa mexicana.

Uno de los activos de Abengoa México que podrían ser monetizados es el acueducto El Zapotillo-León, ubicado en Yahualica, Jalisco, cuyas obras concluirían en el 2017.

Otras empresas del sector construcción son OHL México y Promotora y Operadora de Infraestructura (Pinfra), que tienen una serie de autopistas de peaje concesionarias que podrían ser vendidas bajo este nuevo esquema.

A pesar de que el fideicomiso fue instrumentado por el gobierno federal para incentivar las inversiones para la CFE y Pemex, éstos podrían beneficiarse más lentamente, además, serán actores mayoritarios, operadores y controladores de los activos.

En el caso particular de Pemex, Nymia Almeida, vicepresidente de la calificadora, consideró que el potencial de inversiones que atraiga mediante el Fibra E es relativamente menor a sus necesidades y los beneficios podrían darse en el mediano plazo.

Aunque Pemex podría generar hasta 4,000 millones de dólares utilizando la estructura, este monto sería relativamente pequeño con relación al total de su base de activos, de 126,000 millones de dólares , puntualizó Almeida.

Incluso, las proyecciones de la especialista de Moody’s sugieren que Pemex no transferiría una parte importante de su base de activos al fibra, a fin de limitar cualquier efecto en detrimento de sus acreedores . Anticipa que ampliará la base de inversionistas y reducirá su carga de deuda, así como de gasto de intereses.

La CFE también podría beneficiarse del financiamiento adicional a través del Fibra E, aunque no se espera algún impacto en el corto plazo.

Por otra parte, Moody’s no espera que pronto se lance el primer Fibra E, puesto que el Congreso está por aprobar modificaciones en el código tributario para dar entrada a la transferencia de los activos.

También se está a la espera de se publique las modificaciones en la Circular Única Financiera para darle vida al Fibra E, respecto de cómo pueden invertir en estos nuevos vehículos las administradoras de fondos para el retiro (afores).

José Oriol Bosch, director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), comentó : Yo creo que va a seguir habiendo interés, todavía seguimos trabajando, sobre todo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en los detalles para que esté listo el Fibra E, pero seguimos muy optimistas

Fibra E es un vehículo de inversión enfocado al sector de infraestructura y energía, mediante el cual se busca monetizar activos que ya generan ingresos, a fin de obtener recursos para fondear, a su vez, nuevos proyectos.

Dicho instrumento alternativo de inversión lo anunció el presidente Enrique Peña Nieto, en su discurso con motivo del tercer Informe de Gobierno, en septiembre del 2015.

[email protected]