Londres- El cobre subió este lunes debido a que la mejoría del panorama en Estados Unidos, la mayor economía del mundo, eclipsó las preocupaciones sobre la demanda en China, el primer consumidor de metales, donde el sector inmobiliario se ha enfriado.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cerró en 8,570 dólares por tonelada, frente a 8.510 dólares al cierre del viernes.

El metal cayó casi 1% la semana pasada y en general se ha movido dentro de un rango acotado en las últimas dos semanas.

El cobre ganó casi 12% en los dos primeros meses del año, en momentos en que los bancos centrales del mundo desarrollado volcaban dinero a sus economías, China se reabastecía y disminuían los riesgos vinculados con la crisis de la deuda de Europa.

"Tuvimos un enero fuerte y luego China llegó al Año Nuevo (lunar), con la tradicional pausa estacional (en la demanda), por lo que las cosas se calmaron y el cobre siguió dentro de un rango", dijo un analista de VTB Capital, Andrey Kryuchenkov.

"Cuando China regrese, el cobre está posicionado para beneficiarse. Además, la economía estadounidense está bastante positiva, eso ha ayudado a las acciones y es bueno en lo que respecta a los metales", añadió.

El dólar caía frente a una cesta de monedas, lo que también ayudó a impulsar al cobre.

Afectando al metal, los precios de las viviendas chinas cayeron en febrero respecto de enero por quinto mes consecutivo y se espera que el sector siga a la baja en los próximos meses.

En tanto, en Estados Unidos una serie de datos recientes han mostrado una naciente recuperación económica y algunos inversores tienen cada vez más esperanza de que la recuperación cobre fuerza.

ros