Nueva York. Los precios del oro subieron el viernes por factores de orden técnico y compras de oportunidad, luego de que temores a una recaída en recesión lo llevaron en la víspera a su mayor pérdida en seis semanas.

El oro recibió soporte de la fortaleza del euro frente al dólar, previo a un fin de semana largo en Estados Unidos ante el feriado por el Día de la Independencia. Sin embargo, retrocedió en la semana 3.5 por ciento.

La plata y el grupo de metales del platino también cayeron en la semana por preocupaciones sobre la demanda, en medio de una ralentización de la recuperación económica y mediocres ventas de autos en Estados Unidos.

El oro al contado cotizó a 1,207.20 dólares la onza la tarde del viernes, frente a los 1,198.65 dólares del jueves en Nueva York.

Los futuros de oro en Estados Unidos para entregar en agosto cerraron con un alza de 1 dólar a 1,207.70 dólares.

Michael Daly, especialista en oro de PFGBest, dijo que el oro estaba bajo presión por los temores sobre la economía y porque ha fallado en varias ocasiones en romper los niveles de 1,260 y 1.270 dólares.

El mercado del oro ignoró un reporte cuya información mostró que la contratación privada en Estados Unidos subió poco en junio; mientras que el empleo en general cayó por primera vez este año.

Analistas creen que, a mediano plazo, los temores a una recaída en recesión estimularán la demanda por el oro.

Las tenencias del mayor fondo de inversión del mundo respaldado en oro, el SPDR Gold Trust de Nueva York, cayeron levemente el jueves por primera vez en casi un mes.

SPDR informó que el mayor aumento porcentual del flujo de ingreso al fondo se produjo en el trimestre terminado en junio.

Entre otros metales preciosos, la plata cotizó a 17.72 dólares, desde los 17.75 dólares previos.

Mientras que, el platino se ubicó en 1,496 dólares, contra los 1,501 dólares anteriores, y el paladio, a 425 dólares frente a los 430.50 de la víspera.