La expectativa de un mayor endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos afectaría el comportamiento positivo del mercado de commodities a través de ajustes a la baja de sus precios, sobre todo los metales preciosos, como el oro y la plata.

Analistas coincidieron en que un aumento de 0.25 puntos en la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal (Fed), previsto para los siguientes meses, podría reducir entre 3 y 5% el precio de los metales preciosos.

En estos momentos, el oro alcanza un precio de 1,326.33 dólares por onza, que con respecto a las cotizaciones de inicio de año representa un incremento de alrededor de 25%; mientras que la plata opera en un precio de 19.49 dólares la onza, que frente a las primeras negociaciones de este año significa un avance de 41 por ciento.

La analista del mercado de commodities de Banco Base, Ana Azuara, destacó que afecta más un incremento en la tasa de interés de Estados Unidos que las mismas políticas monetarias expansionistas de Inglaterra, Japón, China y Europa, ya que los precios de los commodities están tasados en dólares.

Advirtió que en relación al cobre, el efecto es relativo, debido a que el metal rojo responde más bien a los ciclos económicos mundiales, es decir, la demanda del cobre reacciona al crecimiento de la economía, sobre todo de China que es el principal consumidor mundial.

La analista de Banco Base mencionó que, en términos generales, el mercado de commodities mostrará una corrección a la baja en el último trimestre de este año, debido a una perspectiva de un mayor fortalecimiento del dólar estadounidense.

Sin embargo, indicó que el mercado de granos difícilmente seguirá el comportamiento de la política monetaria estadounidense, ya que los productos agrícolas fluctúan de acuerdo con la evolución del clima mundial.

Ya están bajando los granos

Ana Azuara explicó que el maíz desde hace unos meses atrás se encuentra ya dentro de un canal descendente, derivado básicamente de la sobreoferta a nivel mundial, tras los niveles de producción máximos alcanzados en Estados Unidos en el ciclo que acaba de finalizar.

La experta destacó que el precio del maíz ha caído de manera importante. En junio de este año alcanzó un precio 4.39 dólares por bushel y actualmente se encuentra en 3.11 dólares por bushel, lo que implica una caída de 41 por ciento.

Largo plazo

Por su parte, el autor del blog Inteligencia Financiera Global, Guillermo Barba, destacó que el mercado de commodities se encuentra dentro de un canal ascendente de largo plazo, el cual podría durar hasta 20 años, aunque de momento se encuentra en una etapa de consolidación.

Explicó que el mercado de commodities desde el 2011 comenzó un periodo de corrección que podría durar otro año más, aunque algunas materias primas han comenzado a repuntar, como los metales preciosos.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx