La semana culminó dentro de lo esperado. China confirmó que su PIB creció en el segundo trimestre del año pasado a su menor tasa desde el primer trimestre del 2009. Pero la reacción de las materias primas no fue negativa, sino todo lo contrario, al no haber señales de un mayor deterioro económico para el gigante asiático.

A lo largo de la semana pasada, fueron dados a conocer importantes indicadores económicos en China que confirmaron una desaceleración al segundo trimestre; desde ventas al consumidor, inversión, crédito, exportaciones, producción industrial e inflación. Sin embargo, las cifras de junio no apuntan a un deterioro adicional, sino a un escenario de estabilidad en las condiciones de la actividad económica , explicó Banorte-Ixe.

Al ser China uno de los principales consumidores de materiales en el mundo, sus últimos indicadores impactaron los precios de estos productos. El balance semanal fue positivo. Los precios de los futuros del cobre con entrega en septiembre cerraron el viernes en 3.50 dólares por libra, con un rendimiento semanal de 2.6 por ciento.

Algunas compras de posturas cortas elevaron los precios de los metales luego de que el PIB chino estuviera en línea con esperado y ayudara a disipar los temores en el mercado. En particular, lo que podría ser más positivo para los metales sería el componente de inversión que, si se mantiene fuerte, podría ser de gran ayuda para el consumo a finales del año , dijeron analistas de Barclays en una nota.

Los precios del crudo también cerraron la semana a la alza. El West Texas Intermediate (WTI), terminó en 87.10 dólares por barril con un rendimiento semanal de 3.1 por ciento, mientras que el Brent cerró en 102.40 dólares, con un alza semanal de 4.3 por ciento.

Al igual que para el cobre, el avance vino a la espera de nuevas medidas que apoyen el crecimiento. Y es que, en los últimos tres meses, la demanda de petróleo ha retrocedido en dos ocasiones. Con esto detrás, China tendrá que aportar lo suyo, con medidas de estímulos adicionales para poner un piso a su desaceleración y detener la debilidad que experimentan sus importaciones de petróleo , indicó Intercam.