Los precios del cobre alcanzaron su máximo nivel en más de tres meses el jueves, impulsados por un alza en las acciones, una mayor confianza en el panorama de crecimiento global y la debilidad del dólar.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres subió 1.4%, a 4,856 dólares por tonelada. Previamente, el metal ampliamente usado en los sectores de energía y construcción llegó a 4,848 dólares por tonelada, su nivel más alto desde el 12 de noviembre.

Los mercados bursátiles en Europa y Estados Unidos han trepado en los últimos días en respuesta a menores preocupaciones sobre la salud de la economía estadounidense.

En China, el ímpetu provino del alivio monetario y las expectativas de más estímulo.

Datos que mostraron que el sector no manufacturero en Estados Unidos se expandió a un ritmo menor en febrero que en enero presionaron a la moneda estadounidense, abaratando el valor de las materias primas en dólares para las firmas fuera de Estados Unidos.

China representa casi la mitad del consumo mundial de cobre, estimado en alrededor de 22 millones de toneladas este año. El crecimiento de la demanda china se desaceleró a cerca de 2% en el 2015, comparado con niveles superiores a 5% en años previos.

Otros metales básicos también avanzaron gracias a un renovado optimismo sobre el crecimiento y la demanda.

El aluminio a tres meses cayó 0.8%, a 1,577 dólares por tonelada; el zinc subió 1.5%, a 1,843 dólares, y el plomo avanzó 1.2%, a 1,838 dólares.

Por su parte, el estaño subió 1.7%, a 16,470 dólares, luego de tocar máximos de siete meses de 16,580 dólares, mientras que el níquel avanzó 3.1%, a máximos de tres meses de 9,000 dólares.