Los precios del cobre subieron este miércoles a su mayor nivel en un mes, ayudados por la debilidad del dólar y una mejora de la confianza en el mercado luego de que el Parlamento de Grecia aprobara un plan de austeridad para evitar la bancarrota.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subía a 9,220.25 dólares por tonelada, desde los 9,072.50 dólares al cierre del martes.

El Gobierno griego ahora deberá obtener el jueves la aprobación de una ley específica para la implementación del plan de austeridad de 28,000 millones de euros (40,000 millones de dólares), antes de que Grecia reciba el próximo tramo de 12,000 millones de euros del programa de rescate que Atenas necesita para evitar una cesación de pagos.

El temor entre las autoridades políticas y los inversionistas es que una cesación de pagos de la deuda griega desestabilice a otras economías de la periferia de la zona euro, alentando pérdidas en los bancos, y que el efecto se propague al mundo al igual que la crisis 2007-2008.

"Grecia sigue siendo un problema, pero desde una perspectiva de los metales básicos me gustaría pensar que, a menos que haya un gran desastre, en Grecia hay otras cosas que son más importantes", dijo Nic Brown, jefe de investigación de materias primas de Natixis.

La producción industrial de Japón subió 5.7% en mayo, un ritmo mucho mayor que el mes anterior, mostraron datos del Gobierno este miércoles.

En China, la constante demanda por cobre en los depósitos generales ha reducido las reservas en unas 20,000 toneladas en las últimas dos semanas.

El estaño subía a 25,500 dólares desde los 25,375 dólares del martes.

El zinc avanzaba a 2,285 dólares desde los 2,275 dólares de la última jornada.

El plomo avanzaba a 2,605 dólares desde los 2,585 dólares de la pasada jornada.

El aluminio operaba estable a 2,520 dólares.

El níquel subía a 22,950 dólares desde los 22,680 dólares del martes.