El cobre avanzó a un máximo de dos semanas este miércoles, a medida que los inversionistas regresaban a los mercados de materias primas, aunque las dudas sobre los fundamentos de corto plazo limitaban los valores.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) subía a 9,015 dólares por tonelada desde los 8,799 dólares al cierre del martes.

El metal tocó más temprano los 9,043 dólares la tonelada, su nivel más alto desde el 5 de mayo.

"En general, la confianza ha mejorado (...) y los mercados bursátiles están más estables y la sensación es que lo que vimos en las últimas semanas quizás fue exagerado", dijo el analista Robin Bhar de Credit Agricole.

Detrás del descenso en los precios de las materias primas en las primeras dos semanas de mayo estuvieron el avance del dólar y las renovadas preocupaciones por el crecimiento económico global.

La semana pasada, el cobre cayó a 8,504 dólares por tonelada, su menor nivel desde diciembre del año pasado.

El aluminio subía a 2,550 dólares por tonelada desde los 2,501 dólares al cierre del martes.

El zinc se cotizaba a 2,164.75 dólares por tonelada desde los 2,091 dólares de la pasada jornada.

El plomo avanzaba a 2,370 dólares desde los 2,309 dólares de la última jornada.

El níquel estaba en 24,600 dólares desde los 24,150 dólares del martes.

El estaño se ubicaba en 28,600 dólares desde el cierre del martes de 27,875 dólares.