Los precios del cobre tocaron el miércoles a un nuevo máximo de 10 años, superando los 10,000 dólares la tonelada por segunda vez en esta década ante señales de recuperación de las economías más grandes, lo que impulsaba las esperanzas en la demanda.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) bajó 0.4% a 9,922 dólares la tonelada. Más temprano llegó a los 10,040 dólares, máximo desde febrero de 2011, cuando el contrato alcanzó un récord de 10,190 dólares la tonelada.

"Tiene sentido que el mercado haga un balance después de alcanzar el nivel técnico clave de 10,000 dólares la tonelada", afirmó Ole Hansen, analista de Saxo Bank.

Advirtió que los consumidores podrían detener la compra mientras se ajustan a los precios más altos.

La euforia del mercado por la reapertura de las economías y las compras especulativas fue el detonante para que los precios subieran, dijeron analistas.

La economía estadounidense está creciendo a su ritmo más rápido desde principios de la década de 1980, mientras que la actividad manufacturera británica creció a su nivel más rápido en casi 27 años el mes pasado.

Las existencias de cobre de la LME cayeron a 132,775 toneladas, su nivel más bajo desde el 29 de marzo.

La prima del contrato de cobre al contado sobre el contrato de tres meses se borró, después de tocar los 30 dólares la tonelada hace dos semanas, lo que apunta a una disminución de las preocupaciones por el suministro.

Por su parte, el oro subió ante un descenso del dólar y de los retornos de los bonos del Tesoro, mientras que el paladio cotizó cerca del máximo histórico que alcanzó el día anterior por preocupaciones de escasez de suministros.

El oro al contado ganó 0.3%, a 1,784.23 dólares la onza, luego de haber caído en alrededor de 0.8% en la sesión anterior. Los futuros del oro en Estados Unidos avanzaron 0.5%, a 1,784,30 dólares la onza.

Entre otros metales preciosos, el paladio bajó 0.7% a 2,964.08 dólares la onza, luego de alcanzar máximos históricos de 3,017.18 dólares la onza el día anterior, en medio de temores a un ajuste de suministros en el mercado.

En tanto, la plata cayó 0.4% a 26.43 dólares la onza y el platino perdió 1.1% a 1,224.4.5 dólares la onza. Ambos cotizaron en máximos de más de dos meses el martes.

Granos también suben

Los futuros de maíz en Estados Unidos alcanzaron su mayor precio en ocho años, y el trigo y la soja también subieron debido a las preocupaciones sobre la oferta.

En el mercado del maíz, las mayores ganancias se obtuvieron en el contrato para diciembre, que corresponde a la cosecha de Estados Unidos que se recogerá el otoño, cuando los agricultores están centrados en la siembra.

El mercado del maíz está "en una misión para conseguir más acres" con precios altos que impulsan a los agricultores a aumentar las plantaciones, dijo Rich Feltes, jefe de información de Mercado de RJ O'Brien.

El contrato de maíz más activo en Chicago subió 9.25 centavos a 7.06 dólares por bushel, tras haber llegado a 7.08 dólares, el nivel más alto desde marzo de 2013. El maíz para diciembre ganó 18 centavos a un máximo para el contrato de 5.985 dólares.

El trigo ganó 15.25 centavos a 7.42 dólares por bushel y la soya avanzó 3.75 centavos a 15.42 dólares por bushel.