Nueva York/Londres- El cobre cerró estable este jueves, con lo que se encamina a cerrar el trimestre con un alza de 10%, dado que las señales de ajuste físico en el mercado ayudaron a apuntalar los precios, pese a que persistieron las dudas acerca de la demanda de China.

Estas preocupaciones han limitado cualquier escalada adicional en lo que va del 2012, con lo que el metal se ha negociado en un rango entre 8,100 y 8,800 dólares por tonelada desde fines de enero.

El nivel se mantendría mientras los inversores contrarrestan sus temores a una desaceleración de la economía china con las señales de una mejora de las condiciones económicas en Estados Unidos.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) subió apenas 1 dólar, a 8,350 dólares la tonelada.

En Nueva York, el cobre para mayo subió 0,40 centavos, a 3.7965 dólares por libra, en operaciones entre 3.7620 y 3.8180 dólares.

"No hay dirección en este momento, algunos fondos están intentando vender, pero tan pronto como (el cobre) baja a 8,200 dólares se producen compras. Nunca he visto al cobre oscilar levemente por tanto tiempo", dijo David Wilson, analista de Citi.

No obstante, algunos analistas se mantienen optimistas sobre las perspectivas del cobre.

"Hay un aumento de suministros en todos los metales, pero el cobre arriesga otro déficit y sabemos que China tiene escasos suministros. (China) necesita importar millones de toneladas", dijo Nick Moore, analista de RBS.

ros