Londres- El cobre bajó este lunes, presionado por la incertidumbre respecto a la capacidad de Estados Unidos de evitar un "precipicio fiscal" de alzas de impuestos y recortes de gastos que podría desacelerar el crecimiento mundial y con ello afectar la demanda de metales.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró con un retroceso de 0.1%, a 8,060 dólares la tonelada, frente a los 8,065 dólares del cierre del viernes.

En el primer movimiento real en las negociaciones por el déficit presupuestario para evitar el "precipicio fiscal", el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, ofreció aceptar un alza impositiva para los estadounidenses que ganen más de un millón de dólares al año.

El mercado de metales encontró cierto apoyo en datos del viernes que apuntaron a un crecimiento en el vasto sector manufacturero de China y en la actividad fabril de Estados Unidos, pero esto aún se tiene que traducir en una mejora de los fundamentos de los metales.

Un crecimiento sólido en Estados Unidos y China será crucial para revivir la economía mundial e impulsar la demanda de materias primas en el 2013, particularmente porque la zona euro sigue cargando el peso de su crisis de endeudamiento.

ros