LONDRES - El cobre subió el lunes debido a que los inversores decidieron que las rebajas de calificaciones que dispuso S&P para nueve países de la zona euro la semana pasada ya estaban descontadas en los precios y se centraron en algunos fundamentos positivos para el metal.

El cobre referencial para entrega en tres meses ganó 1%, a 8,089 dólares por tonelada en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés).

La semana pasada, el metal registró su mejor desempeño semanal en seis semanas.

Standard & Poor's quitó el viernes a Francia y Austria sus calificaciones AAA y rebajó a Italia al mismo nivel de Irlanda.

Por su parte, la calificadora Moody's dijo el lunes que su nota Aaa para Francia podría verse presionada si la deuda pública sigue subiendo o si empeora la crisis de la deuda europea.

"En el sector de materias primas, las rebajas de S&P ya estaban descontadas, no fue una gran sorpresa", dijo un analista de Credit Suisse, Tobias Merath, agregando que la percepción mejoró recientemente, por un panorama más positivo de los fundamentos.

"El cobre está arriba de 8,000 dólares de nuevo y eso es una señal muy positiva. Los inventarios bajaron y eso es un indicio de que la demanda está robusta e incluso se fortaleció un poco. Aparte, los warrants cancelados subieron, por lo que prevemos más reducciones de inventarios", agregó.

El cobre perdió casi 21% de su valor el año pasado en gran medida por los temores de que la crisis de la deuda de Europa pueda dañar a la economía mundial y a la demanda de metales.

En lo que va de este año el metal ganó 6%, ayudado por fuertes datos de importación de China, exitosas subastas de deuda de Italia y España y por una reducción en las existencias de cobre de la LME.

Las existencias de todos los metales en depósitos monitoreados de la LME bajaron, y los de cobre se redujeron a 354,575 toneladas, mínimo en más de 1 año, según los últimos datos.

Ahora los mercados esperan unos datos chinos del martes, sobre el producto interno bruto (PIB), producción industrial e inversión en activos fijos, para ver si hay nuevos indicios acerca del panorama de la demanda. China consume 40% del cobre a nivel mundial.

ros