Nueva York/Londres - El cobre subió este jueves a máximos de cinco meses debido al alza del euro contra el dólar luego de que Grecia confirmó que alcanzó un acuerdo que le asegura los recursos necesarios para evitar una cesación de pagos desordenada.

El avance del euro abarata los costos de los metales en dólares para los inversores europeos.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró en 8,760 dólares por tonelada desde el cierre del miércoles de 8,580 dólares, tras anotar 8,765 dólares, su mayor nivel este año y no visto desde mediados de septiembre.

En Nueva York, el contrato para marzo cerró con alza de 6.90 centavos, o un alza de 1.76%, a 3.9785 dólares por libra, también su mayor nivel desde el 16 de septiembre del 2011.

Datos mostraron que las nuevas solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos bajaron la semana pasada, lo que reforzó las esperanzas de que la mayor economía del mundo está emergiendo lentamente de una desaceleración y que pronto comenzará a consumir más cobre.

"Es una historia doble por el lado macro. En primer lugar, el acuerdo de deuda griega y en segundo lugar noticias también más alentadoras por el lado laboral (estadounidense) con el número de solicitudes de subsidio por desempleo", comentó Peter Buchanan, analista de materias primas y economista de CIBC en Toronto.

Los líderes políticos griegos lograron llegar a un acuerdo al aceptar duras medidas de austeridad y reformas necesarias para asegurar un segundo rescate financiero internacional en dos años.

El acuerdo fue confirmado por el jefe del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y debería pavimentar el camino para un paquete de ayuda de 130,000 millones de euros (172,000 millones de dólares).

Aún así, los detalles del pacto eran escasos y los inversores dudaron sobre si el acuerdo sería suficiente para asegurar los fondos para Grecia y sobre las contribuciones del Banco Central Europeo para reestructurar la deuda griega.

"Lo importante es que se alcanzó un acuerdo para Grecia. Esto debería impulsar el apetito por el riesgo en general, pero tuvimos una buena escalada recientemente, por lo que deberíamos comenzar a ver cierta toma de ganancias", dijo Arne Lohmann Rasmussen, analista de Danske Bank.

En China, la inflación se aceleró a 4.5% en enero debido a un incremento del gasto antes de las fiestas del Año Nuevo Lunar, tras cinco meses de una desaceleración. Pero, la noticia alentó temores de que una flexibilización monetaria podría no ocurrir pronto en el gigante asiático.

China es el mayor consumidor mundial de cobre y representó casi 40% de la demanda del metal refinado el año pasado.

ros