Londres - El cobre subió este viernes y se encaminó a cerrar la semana con leves ganancias, impulsado por las optimistas cifras sobre el crecimiento de China, el mayor consumidor mundial del metal, aunque las preocupaciones sobre la deuda de Estados Unidos y excedentes de suministros frenaron las ganancias.

La economía china se expandió a un ritmo ligeramente mayor a lo esperado de 7.9% en el cuarto trimestre del 2012, una señal de que está saliendo de la desaceleración generada tras la crisis financiera mundial, que produjo su año más débil de crecimiento económico desde 1999.

El cobre para entrega a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró en 8,061 dólares la tonelada, frente a los 8,054 dólares del jueves.

El metal alcanzó máximos en dos meses y medio a inicios de enero, pero no ha podido mantener el ritmo.

Los datos de China este viernes se sumaron a la evidencia de que la economía estadounidense seguía por buen curso, luego de que el jueves los pedidos de subsidio por desempleo en el país norteamericano tocaran mínimos de cinco años y tras un aumento de la construcción residencial en diciembre.

De todas formas, persisten las preocupaciones por la deuda de Estados Unidos, puesto que las disputas políticas en Washington elevan el riesgo de que el país se vea forzado a retrasar sus pagos.

El Tesoro llegó a su límite de deuda de 16.4 billones de dólares en la víspera de Año Nuevo y se podría quedar sin fondos a partir de mediados de febrero.

Los agentes en Asia dijeron que las operaciones en el mercado físico eran débiles ante la proximidad de las festividades por el Año Nuevo Lunar.

ros