NUEVA YORK/LONDRES - El cobre subió este miércoles a un máximo de 4 meses, impulsado por el apetito por el riesgo después de que la Reserva Federal de Estados Unidos dijo que mantendría las tasas de interés bajas hasta el 2014.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) recibió como última oferta 8,384 dólares en el cierre de la sesión, pero amplió sus ganancias hasta 8,475 dólares luego de que la Fed aseguró que no elevará la tasa de interés hasta fines del 2014.

En Nueva York, el contrato del cobre para entrega en marzo cerró con un alza de 2.20 centavos a 3.8295 dólares la libra. Las ganancias se ampliaron después del cierre hasta 3.8505, su mayor nivel en cuatro meses.

Después de una reunión de política de dos días, la Fed reiteró su postura de que la economía enfrenta "significativos riesgos bajistas", pero no anunció una nueva ronda de estímulo monetario. La promesa de la Fed sobre las tasas de interés dio un gran impulso a los activos de riesgo, como los metales, el euro y las acciones.

"La Fed quiere seguir alimentando el apetito por el riesgo al mantener las tasas bajas", dijo Matthew Zeman, jefe de operaciones de Kingsview Financial in Chicago. "Esto despeja el camino para un mayor precio de las acciones y mayor toma de riesgos en general (...) al mercado le gustan las tasas bajas", agregó.

El volumen de transacciones de metales siguió reducido por la inactividad en la semana de festivos del Año Nuevo Lunar en Asia. Los mercados financieros chinos reabren el lunes próximo.

Fundamentos de oferta ajustados, especialmente en el cobre, y la perspectiva de una fuerte demanda china siguen siendo el principal motor de la remontada del metal rojo de más de 10% este año.

Si bien las ventas de casas pendientes en Estados Unidos cayeron, los reportes no cambiaron las percepciones de que una naciente recuperación está en marcha en el mercado inmobiliario del país.

El dólar recortó sus pérdidas frente al euro este miércoles, después de que la Reserva Federal de Estados Unidos tomó la medida histórica de fijar una meta de inflación.

ros