Londres - El cobre subió este viernes tras un buen dato de confianza del consumidor en Estados Unidos y después de que la canciller alemana, Angela Merkel, respaldara los esfuerzos del Banco Central Europeo (BCE) para combatir la crisis de la zona euro, lo que alentó a los inversionistas a colocar su dinero en activos de riesgo.

El cobre a tres meses en la bolsa de metales de Londres terminó en 7,539 la tonelada, un alza frente a los 7,449 dólares del cierre del jueves.

La confianza del consumidor en Estados Unidos mejoró a inicios de agosto para alcanzar su mayor nivel en tres meses, después que buenas ventas de los minoristas y las bajas tasas hipotecarias llevaron a los norteamericanos a fortalecer sus planes de compras.

El dato impulsó a los mercados accionarios, sin embargo el euro cayó a un mínimo de sesión frente al dólar, lo que presionó a los precios de los metales.

El mercado había recibido impulso temprano del apoyo que dio Merkel al presidente del BCE, Mario Draghi, en su estrategia para superar la crisis y presionó a sus socios europeos para que actúen rápidamente en torno a una mayor integración fiscal y de políticas, al decir que el tiempo se estaba terminando.

Una disminución de los inventarios del cobre en los almacenes supervisados por la bolsa de metales de Londres ha impulsado también a los precios. El analista Stephen Briggs de BNP Paribas espera que las existencias caigan más este año y posiblemente generen numerosas compras en los próximos tres a cuatro meses.

ros