Nueva York/Londres- El cobre registró este viernes su mayor avance diario en casi tres semanas impulsado por un exitoso canje de bonos en Grecia, positivos datos de empleo en Estados Unidos y expectativas de que China pueda hacer más expansiva su política monetaria, lo que impulsaría la demanda de metales.

En la semana, el cobre perdió cerca de 1%, después de que una rebaja a la estimación de crecimiento de China, que consume cerca de 40% del metal rojo en el mundo, golpeó las perspectivas de demanda.

El mayor perdedor esta semana dentro del complejo de metales básicos fue el aluminio, que cayó casi 4% en su mayor declive semanal desde fines de noviembre, debido a un rápido descenso de los precios desde el máximo de seis meses a 2,361.50 dólares que alcanzó la semana pasada.

El cobre en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subió casi 2%, a 8,490 dólares, en su mayor avance diario desde el 21 de febrero.

En Nueva York, el contrato para entrega en mayo subió 6.70 centavos, o 1.8%, para cerrar en 3.8585 dólares la libra, cerca del rango superior de sus operaciones en la sesión entre 3.7880 y 3.8775 dólares.

En China, la inflación anual al consumidor se frenó abruptamente a 3.2% en febrero, el mínimo en 20 meses, al tiempo que la producción industrial y las ventas minoristas también se enfriaron más de lo proyectado.

Esto daría espacio a los funcionarios para adoptar nuevas medidas de alivio monetario en China, que en noviembre y febrero recortó los encajes bancarios, lo que podría mejorar la demanda de metales industriales, según los analistas.

Estados Unidos creó más de 200,000 empleos por tercer mes consecutivo, en una señal de que la recuperación económica se consolida.

"Los datos tranquilizaron un poco al mercado y la situación en Grecia ha sido resuelta, pero todo esto habrá quedado detrás la próxima semana cuando la atención se centre en las nuevas noticias macroeconómicas", dijo Edward Meir de INTL FCStone.

"La atención está pasando de Grecia a Portugal, España e Italia, desde luego. Habrá nuevos dolores de cabeza", agregó.

Grecia se salvó este viernes del peligro inminente de una descontrolada cesación de pagos, al lograr una fuerte aceptación de los acreedores privados a su plan de canje de bonos que reducirá buena parte de su enorme deuda pública y allanará el camino para un nuevo rescate financiero internacional.

ros