El cobre subió el lunes después de que una medida del banco central de China para respaldar al yuan provocó una reversión de apuestas sobre precios más bajos, pero se mantendría el pesimismo en el mercado por preocupaciones sobre el crecimiento de la demanda en el mayor consumidor mundial de metales.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres avanzó 1%, a 4,375 dólares por tonelada. El viernes, el metal usado en la construcción y en el tendido eléctrico tocó 4,318 dólares por tonelada, su nivel más bajo desde mayo del 2009.

El lunes, el Banco Popular de China anunció que empezará a aplicar un coeficiente de reservas obligatorias a los depósitos domésticos de los bancos fuera del país, en una decisión que parece buscar absorber la liquidez adicional. Un yuan más débil significa que los metales que cotizan en dólares son más caros y eso reduce el poder adquisitivo de las firmas chinas.