Londres/Nueva York- El cobre subió más de 1% este lunes por positivos datos manufactureros en China y Estados Unidos, que ayudaron a calmar las preocupaciones sobre el panorama de la demanda de los metales, aunque persistían los temores acerca del ritmo del crecimiento económico en el gigante asiático.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) avanzó a 8,640 dólares la tonelada, con buenos volúmenes considerando que el mercado de Shanghái está cerrado del lunes al miércoles por feriados.

En Nueva York, el contrato para mayo subió 9.60 centavos, o 2.5%, para cerrar en 3.9210 dólares por tonelada, en la parte superior del rango de 3.8285-3.9325 dólares con el que operó en la sesión.

Una serie de pedidos nuevos alentó a la actividad fabril en China en marzo al mayor nivel en 11 meses, de acuerdo con el índice oficial de gerentes de compras (PMI por sus siglas en inglés), pero los fabricantes más pequeños, que tienen problemas de crédito, tuvieron dificultades, sugiriendo que la economía sigue perdiendo impulso.

En tanto, la actividad manufacturera de Estados Unidos creció a un ritmo más rápido del esperado en marzo, dando pie a una mejora en el empleo del sector, mostró el lunes un informe.

"Estados Unidos es un mercado importante y con el panorama económico avivando la demanda también es probable que sorprenda al alza", dijo Eugen Weinberg de Commerzbank.

Sobre China, el analista afirmó que las compras de cobre fueron superiores a la demanda, lo que significa que hay una probabilidad de disminución de las importaciones en el futuro.

"Eso está amortiguando el sentimiento, pero no creo que haya que estar preocupados por China porque su crecimiento probablemente continúe sorprendiendo al alza".

Ultimos datos de inventarios en China mostraron una caída de las existencias de cobre en Shanghái en las últimas dos semanas frente a los máximos niveles de casi una década. Los inventarios en Londres subieron por tercera vez en casi cuatro sesiones, pero se mantuvieron cerca de sus mínimos desde julio del 2008.

La tendencia de los precios del cobre es muy sensible a lo que pasa en China, que consume en torno a 40% del metal en el mundo. El cobre ha subido cerca de 12% este año por el alivio de los temores por la crisis de la zona euro y por las señales de que la economía estadounidense se está recuperando.

ros