Londres- Los precios del cobre subían este viernes tras haber registrado fuertes bajas en la sesión previa, aunque la posibilidad de que Estados Unidos no sea capaz de evitar una crisis fiscal que sumerja a la mayor economía mundial en una recesión mantenía a los inversionistas en alerta.

La plaza opera con poco volumen por la proximidad de las festividades de fin de año. Los inversionistas han seguido muy de cerca las conversaciones en las últimas semanas entre la Casa Blanca y los legisladores republicanos para evitar el denominado "precipicio fiscal", 600,000 millones de dólares en alzas de impuestos y recortes de gastos que se gatillarían con el nuevo año.

En la última medida, una propuesta del líder republicano John Boehner para evitar el precipicio fiscal no logró el apoyo de su partido, elevando nuevas incertidumbres sobre las negociaciones.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cotizaba en 7,791 dólares, desde un cierre de 7,772 dólares el jueves cuando tocó un mínimo intradía de tres semanas de 7,735 dólares la tonelada.

Desde una escalada en los precios de casi 8% desde mediados de noviembre a un máximo de casi dos meses el 12 de diciembre, el impulso del mercado ha comenzado a desvanecerse, con los operadores recortando las operaciones de riesgo previo a fin de año. El metal avanza 2.4 por ciento en el año.

ros