Nueva York/Londres- El cobre subió este miércoles, recuperando parte de las pérdidas de 2% en la víspera, dado que la evidencia de una desaceleración de la demanda de materias primas de China resaltó los temores del mercado y contuvo los precios de la mayoría de metales industriales.

Otro día con escasos volúmenes de operaciones reflejó la indecisión del mercado del cobre sobre cuán profunda es la desaceleración que enfrentará la economía de China y en qué magnitud impactará a la demanda de metales industriales.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) subió a 8,455 dólares desde los 8,430 dólares del cierre del martes, cuando anotó su menor nivel desde el 9 de marzo, de 8,383 dólares por tonelada.

En Nueva York, el contrato de cobre para entrega en mayo subió 1.50 centavos, a 3.8455 dólares por libra, con operaciones entre 3.8275 y 3.87 dólares.

La demanda de China se ha reactivado lentamente tras el Año Nuevo Lunar, generando preocupaciones de que los precios puedan bajar abruptamente.

Las importaciones chinas de cobre refinado habían avanzado a un récord de 406,937 toneladas en diciembre, pero las compras se moderaron desde entonces.

Los arribos de cobre refinado a China crecieron 12% en febrero, pero estuvieron debajo del nivel de diciembre.

"China es el participante más importante del mercado de cobre (...), fundamentalmente, no está equilibrado en este momento debido a que no existe un impulso de China", dijo Andrey Kryuchenkov, analista de VTB.

El cobre ha ganado más de 11% este año, pero ha tenido dificultades para ampliar esa subida desde que el mes pasado tocó su mayor nivel del 2012, algo más de 8,750 dólares.

La inesperada caída en las ventas de casas usadas en Estados Unidos destacaron los muchos obstáculos que enfrenta la recuperación de la mayor economía del mundo.

El dólar recortó ganancias iniciales frente a una cesta de monedas, lo que presionó a los metales básicos.

ros