Londres- El cobre subió 1% este lunes, debido a una mejora del panorama de la demanda luego de que el primer ministro de China, Wen Jiabao, pidió esfuerzos adicionales para apoyar al crecimiento económico del mayor consumidor mundial del metal.

El alentador comentario atrajo el interés de los inversionistas en cobre, varios de los cuales ya habían estado comprando en el mercado luego de que los precios se desplomaron la semana pasada a su menor nivel en cuatro meses.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) subió 81 dólares, o 1%, para cerrar en 7,731 dólares la tonelada.

En Nueva York, el contrato para julio avanzó 3.35 centavos y terminó en 3.5020 dólares la libra, tras operar entre 3.4360 y 3.5205 dólares.

El metal, usado en electricidad y construcción, cayó la semana pasada a su menor nivel desde inicios de enero y está operando con una baja de casi 8% en lo que va de este mes.

"Estos niveles del cobre están atrayendo algunas compras de oportunidad", dijo Robin Bhar, analista de Societe Generale. "Además el cobre está respondiendo a los comentarios de China de que tratará de estimular su economía", agregó.

El primer ministro de China pidió esfuerzos adicionales para apoyar el crecimiento, tras una reciente serie de datos que sugería que la segunda mayor economía del mundo se desacelerará aún más en el segundo trimestre.

China representa en torno a 40% de la demanda global del metal.

Los líderes de las naciones industrializadas se reunieron el fin de semana y prometieron tomar medidas para combatir la turbulencia financiera con el objeto de revitalizar a una economía global afectada por la crisis de la deuda europea, pero no presentaron alguna receta específica para Grecia, que celebrará elecciones el 17 de junio.

Recientes sondeos de opinión muestran que los votantes griegos parecerían preferir nuevamente a los partidos tradicionales que negociaron el rescate financiero del país.

Pero la profundización de la inestabilidad del sector bancario en España puso de relieve los temores al contagio de los problemas griegos, por lo que los inversionistas continuarán aversos al riesgo al menos hasta las elecciones de Grecia.

ros