Londres - El cobre subió este martes impulsado por un dólar más débil, aunque los operadores se rehusaron a tomar posiciones importantes debido a los festivos de esta semana en China, el principal consumidor del metal.

Los metales se vieron fortalecidos por la posibilidad de nuevas compras por parte de consumidores industriales en China después del año nuevo en el país.

Sin embargo, los mercados mostraron pocas operaciones, con un volumen de alrededor de 7,000 lotes para el referencial del cobre a tres meses, que subió a 8,236 dólares la tonelada frente a un cierre de 8,199 dólares el lunes.

La Bolsa de Futuros de Shanghái permanece cerrada toda la semana, mientras que los mercados en Hong Kong y Singapur reabrirán el miércoles.

La semana pasada, el cobre llegó a su punto más alto en cuatro meses, de 8,346 dólares la tonelada.

Aunque el alza se diluyó, los precios han avanzado más de 3% en lo que va del año.

El euro subía contra el dólar después de que las naciones del G-7 instaron en un comunicado a los países a no hacer devaluaciones competitivas.

El dólar más débil hace que los metales sean más baratos para tenedores de otras monedas.

Un funcionario del G7 dijo más tarde que el comunicado, considerado ampliamente como una reacción a la política de alivio monetario del Gobierno japonés, había sido malinterpretado, aunque el índice del dólar seguía en terreno negativo, lo que impulsó a los metales.

Los mercados financieros no reaccionaron ante las noticias de que Corea del Norte llevó a cabo una prueba nuclear, con los mercados europeos en terreno positivo mientras que las acciones en Wall Street cotizaban estables. Los inversionistas están a la espera del discurso del presidente Barack Obama sobre el Estado de la Unión más tarde en la sesión.

EGV