El cobre tocó un máximo de tres semanas este viernes impulsado por la debilidad del dólar, aunque el metal recortó su avance porque desalentadores datos estadounidenses destacaron perspectivas económicas irregulares a nivel global y sugirieron que el avance podría tropezar.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cerró en 9,199 dólares por tonelada, respecto al cierre del jueves de 9,020 dólares.

Más temprano, el cobre cotizó en 9,238 dólares, su mayor nivel desde el 4 de mayo, después de que el euro avanzó a un máximo de jornada contra el dólar. No obstante, los precios del metal rojo se encaminaban a su tercera pérdida mensual.

"Inicialmente el rebote tras la liquidación fue una escalada por cobertura de posiciones, en particular para el cobre", dijo el analista Michael Widmer de Merrill Lynch-Bank of America.

Los metales básicos fueron impulsados por el descenso del dólar, que abarata el valor de las materias primas en moneda estadounidense para los tenedores de otras unidades.

El euro se disparó contra el dólar, al tiempo que un miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) dijo que Grecia podría seguir siendo solvente si se ajusta a su programa de deuda, lo que apuntalaría a la moneda única la próxima semana.

Las ventas pendientes de casas usadas en Estados Unidos cayeron más de lo esperado en abril y tocaron mínimos en seis meses, dijo este viernes un grupo del sector, asestando un golpe a las esperanzas de una recuperación en el mercado de vivienda, un gran consumidor de cobre.

También, el gasto del consumidor estadounidense subió modestamente en abril, iniciando el segundo trimestre de manera moderada, ya que el alto costo de la gasolina siguió apretando el presupuesto familiar en medio de mayores presiones inflacionarias.

Los mercados de Estados Unidos y Gran Bretaña estarán cerrados el lunes por feriados locales.

El aluminio anotó un máximo de dos semanas de 2,625 dólares, desde 2,562.5 dólares.

El estaño operó en 27,500 dólares, frente a 26,900 dólares por tonelada.

El zinc cotizó en 2,275 dólares, contra 2,260 dólares.

El plomo cerró en 2,505 dólares, desde 2,491 dólares por tonelada.

El níquel operó en 23,125 dólares, comparado con 22,825 dólares de ayer.