Londres - El cobre subió este jueves, ayudado por datos que mostraron un atisbo de recuperación en China, un consumidor clave de metales, y en otras economías asiáticas, aunque el avance fue limitado por preocupaciones sobre la demanda y la persistente crisis de endeudamiento de Europa.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró con un alza del 0.9% a 7,826 dólares la tonelada y anotó su tercer día seguido de ganancias.

Datos en el último mes han mostrado que la salud de la economía global permanece frágil, con las ventas minoristas y el mercado hipotecario marcando una mejora en Estados Unidos pero con Europa todavía en dificultades.

En China, el principal consumidor mundial de cobre, medidas oficiales y del sector privado mostraron que la economía está recuperando algo de fuerza, lo que suma a las señales de recuperación económica en octubre.

Hubo señales de cierta recuperación en la economía de Estados Unidos luego de que el sector privado creó 158,000 empleos en octubre, más de los esperados por los analistas y la mayor cantidad desde febrero, reveló este jueves un informe de la firma ADP, basado en una nueva metodología.

En tanto, el número de estadounidenses que solicitaron por primera vez el seguro de desempleo bajó la semana pasada, una señal de que la lenta recuperación del mercado laboral cobra impulso.

El cobre tocó el lunes un mínimo en dos semanas tras perder 9% desde que alcanzó un máximo de 8,422 dólares el 19 de septiembre. En lo que va de este año, acumula un alza de 4.6 por ciento.

Rob