Los precios del cobre cerraron en alza este lunes en Nueva York por factores técnicos, aunque la subida fue limitada por débiles datos de actividad manufacturera de los dos mayores consumidores globales, China y Estados Unidos.

Más temprano el cobre cayó y estuvo a pocos centavos de tocar su menor nivel del año tras conocerse que el vasto sector manufacturero de China se desaceleró en abril, lo que mostró el impacto de las medidas de ajuste monetario de Pekín para contener su inflación .

"El tema es si estas medidas de ajuste monetario darán lugar a (...) algo suave o algo más abrupto", dijo Sean McGillivray, vicepresidente y jefe de colocaciones de activos de Great Pacific Wealth Management.

Un informe mostró una desaceleración de la actividad manufacturera en Estados Unidos por segundo mes consecutivo en abril.

En la división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York, el cobre para julio subió 1.70 centavos a 4.196 dólares por libra. En la jornada, el contrato cayó a 4.1075 dólares, cerca del mínimo del 2011 de 4.0950 dólares.

El cobre también fue impulsado por los mercados cambiarios debido a que el dólar cayó a un mínimo de 17 meses contra el euro, en medio de expectativas de que las tasas de interés permanezcan bajas en Estados Unidos mientras suben en Europa.

La Bolsa de Metales de Londres (LME) y el mercado de Shanghái permanecieron cerrados este lunes por feriados.