El cobre se recuperó desde un mínimo de 5 meses este jueves, debido a que el dólar se debilitó, aunque el metal siguió frágil ante temores sobre una desaceleración del crecimiento económico y acerca de la demanda de los mayores consumidores, China y Estados Unidos.

El cobre se recuperó de parte de sus pérdidas después de que China elevó de nuevo los requisitos de reserva para sus entidades financieras comerciales, una extensión de su campaña para moderar la inflación pese a los indicios de desaceleración de la economía.

El metal avanzó después de que el euro tocó un máximo de jornada contra el dólar cuando los comentarios de una autoridad del Banco Central Europeo fueron considerados como favorables para la moneda única.

El referencial del cobre en la Bolsa de Metales de Londres cerró en 8,725 dólares por tonelada, respecto a un mínimo previo de 8,504.50 dólares por tonelada, su nivel más bajo desde el 1 de diciembre.

El metal, usado en electricidad y construcción, cerró a 8,700 dólares la tonelada el miércoles.

El detonante del último declive del metal fue el dato de China que mostró que la producción industrial se desaceleró mucho más de lo esperado en abril, lo que apuntaba a un enfriamiento de la segunda mayor economía mundial.

Datos en Estados Unidos mostraron que la mayor economía del mundo luchó por cobrar fuerza en el segundo trimestre, con las ventas minoristas anotando su menor incremento en nueve meses en abril y los precios mayoristas aumentando más de lo esperado.

El aluminio cerró en 2,615 dólares por tonelada, desde 2,611 dólares en la víspera.

El zinc operó en 2,140 dólares, frente a 2,160 dólares por tonelada.

El plomo cotizó en 2,305 dólares, contra 2,295 dólares.

El estaño terminó en 29,300 dólares, respecto a 29,100 dólares.

El níquel operó en 24,500 dólares, desde 24,550 dólares.