Londres - El precio del cobre disminuía este miércoles, revirtiendo la escalada de la sesión anterior, ya que la confianza del mercado se veía golpeada por unos débiles datos de exportaciones de China y por las dudas sobre la capacidad de Grecia para implementar unas reformas destinadas a reducir su deuda.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) descendía 0.5% a 8,410 dólares, a las 1124 GMT.

El metal ha ganado más 11% en lo que va del año, en parte alentado por las esperanzas de que la demanda de China, que consume 40% del cobre a nivel mundial, acelere la actividad tras los festivos del Año Nuevo Lunar de enero.

Pero la demanda del gigante consumidor de materias primas ha continuado floja, generando temores de que los precios puedan caer considerablemente.

Subrayando esas preocupaciones, datos preliminares reflejaron que los nuevos pedidos de exportación de China cayeron en febrero comparado con las previsiones de un rebote tras los festivos de enero, una señal del impacto internacional de la crisis de la deuda del área del euro.

"Las compañías chinas han estado lentas para recuperar las operaciones tras los feriados y hay ausencia de demanda física. Necesitamos una dirección más clara y positiva de las autoridades con respecto a saber de dónde provendrá la demanda este año", dijo Nic Brown, jefe de análisis de materias primas de Natixis.

"Mirando al panorama de exportación de los bienes chinos, al mercado automotriz o los índices de gerentes de compras, no es un cuadro bonito. Y si en ese contexto hay costos altos y crecientes de los insumos, es terrible", agregó.

ros