El cobre cayó este jueves por las persistentes preocupaciones acerca de la debilidad de la demanda china, decepcionantes datos económicos estadounidenses y el descenso del euro ante temores por la situación financiera de Grecia.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres cerró a 9,020 dólares por tonelada, lo que se compara con 9,065 dólares al cierre del miércoles.

El metal ha subido cerca de 3% en lo que va de la semana, pero sigue acumulando una pérdida de más de 10% desde su máximo de 10,190 dólares del 15 de febrero.

"Sospecho que gran parte de la escalada desde niveles mínimos a inicios de la semana fue por cobertura de posiciones", dijo Robin Bhar, analista de Credit Agricole.

El euro cayó este jueves a un mínimo histórico contra el franco suizo, luego de que el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, pusiera en duda la entrega del FMI del próximo tramo de ayuda para Grecia.

"Todavía hay algunas preocupaciones", dijo Eugen Weinberg, analista de Commerzbank. "Las expectativas de un déficit (de suministro) este año no se materializaron aún en los niveles de inventarios (de cobre) y el debilitamiento de los datos económicos de China plantea preocupaciones acerca de la demanda", agregó.

El estaño cerró en 26,900 dólares por tonelada, desde 27,700 dólares.

El zinc terminó en 2,260 dólares, respecto a 2,245 dólares al cierre del miércoles.

El plomo se transó en 2,491 dólares, frente a 2,522 dólares.

El aluminio cerró a 2,562.5 dólares, contra 2,540 dólares.

El níquel se negoció en 22,825 dólares, comparado con 23,350 dólares.