El cobre cayó este miércoles ante señales de una menor actividad fabril en China y Europa y tras datos de empleo y manufactura en Estados Unidos menores a lo esperado, reforzando las preocupaciones por la demanda.

El cobre para entrega en tres meses cerró en 9,102 dólares la tonelada desde los 9,220 dólares del cierre del martes, cuando el metal alcanzó los 9,278.50 dólares la tonelada, su mayor nivel en cuatro semanas.

"Datos europeos, chinos y estadounidenses más bajos (a lo esperado) no ayudaron al mercado", dijo Andrey Kryuchenkov, analista de VTB Capital.

"Hay algo más de tendencia a la baja porque los datos han sido persistentemente más débiles y no hay apoyo de otros factores como las primas o las compras chinas", agregó el analista, quien pronosticó que a mediano plazo el cobre podría operar entre 9,000 y 9,300 dólares la tonelada.

La actividad fabril de China se expandió en mayo a su ritmo más lento en al menos nueve meses, indicaron dos sondeos este miércoles, reforzando la evidencia de que el crecimiento económico se está desacelerando bajo el peso de los controles del Gobierno al crédito.

China es el mayor consumidor mundial de metales básicos.

"El hecho de que estemos un poco más débiles es un reflejo de (las cifras de manufactura) más débiles, que han avivado las preocupaciones acerca de una desaceleración de la actividad en China", dijo el analista Gayle Berry de Barclays Capital.

La actividad manufacturera se desaceleró en Europa y Asia en mayo, según informes del miércoles, alimentando las preocupaciones de que los principales motores económicos del mundo se están enfriando velozmente al tiempo que los países ricos reducen sus pedidos.

Débiles datos en Estados Unidos también presionaron al mercado del cobre. El sector privado de Estados Unidos creó 38,000 nuevos empleos en mayo, una cifra mucho menor a la esperada por los economistas y la más baja en ocho meses, mostró el miércoles un informe de la firma ADP.

El aluminio, sin comercializar en la rueda oficial, recibió ofertas de 2,667 dólares, desde 2,677 dólares del martes. Más temprano el metal estuvo a 2,684.75 dólares la tonelada, su mayor nivel desde el 5 de mayo.

El estaño cerró en 27,595 dólares desde 27,940 dólares.

El zinc terminó en 2,257 dólares desde 2,266 dólares del cierre del martes.

El plomo operó a 2,500 dólares frente a los 2,521 dólares.

El níquel cerró en 23,250 dólares desde los 23,590 dólares.