Nueva York/Londres - El cobre sufrió este miércoles su mayor caída en casi dos meses, arrastrado por la aversión a los activos de riesgo, debido a que las minutas de la última reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos sugieren que es poco probable una nueva ronda de estímulo financiero.

El desplome de 3% ubicó al cobre entre las materias primas más golpeadas de las 19 que componen el índice Thomson Reuters-Jefferies CRB. La plata sufrió el peor declive en el índice, al llegar a ceder hasta un 6 por ciento de su valor.

Las pérdidas se acumularon en los metales básicos y preciosos, así como en los mercados de energía y acciones, debido a que los inversores redujeron su exposición al riesgo ante el desvanecimiento de las esperanzas de una nueva ronda de compra de bonos del Gobierno de Estados Unidos por parte de la Fed y un panorama económico sombrío en Europa.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cayó 3.1% para cerrar en 8,350 dólares por tonelada.

En Nueva York, el contrato para entrega en mayo perdió 3.3%, para cerrar en 3.7905 por libra, después de operar entre 3.7890 y 3.8935 dólares.

Las minutas del encuentro de marzo del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed mostraron menos respaldo para un nuevo alivio monetario de cara a la mejora de los datos macroeconómicos, lo que favoreció al dólar y golpeó a las acciones globales.

"El desvanecimiento de las perspectivas de una nueva ronda de estímulo en Estados Unidos al parecer es la principal influencia, junto con el dólar, por lo que hemos visto cierta liquidación en el cobre", dijo Robin Bhar, de Societe Generale.

El dólar cobró más fuerza después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo que la perspectiva económica de la zona euro está sujeta a riesgos negativos en relación a la crisis de deuda y los precios de las materias primas, lo que afectó al euro.

ros